20 COSAS QUE SOLO PASAN A LOS 30

Con la crisis de los 30? Por extraño que parezca, yo tengo 27 y a los poquitos veo como me voy acercando al tercer piso. Veámos, lo que considero, las cosas que pasan a los 30, según experiencias de amigos que ya coronaron!

20 COSAS QUE SOLO PASAN A LOS 30

1. En la infancia, creías que a los 30 ibas a estar medio vieja pero sabia, poderosa. La verdad es que aún continuas medio joven y probablemente medio jodida.
2. A los 20, un tipo es interesante cuando te atrae; a los 30, un tipo te atrae cuando es interesante.3. Un conocido hablando contigo: “30?, no parece!”. Tu abuelita hablando contigo: “A los 30 yo ya tenía seis hijos”.

4. La mayor alegría de quien sale de la casa de los papás es hacer el mayor desorden posible. Con el pasar de los años solo quieres tener un ambiente habitable, decorado y hasta limpio (!).

5. Trabajas como nunca y ganas el mismo sueldo.
6. A los 20, consideras tu cuerpo saludable porque es bonito. A los 30, amas tu cuerpo porque es saludable.
7. En el bar el dolor de cabeza (guayabo), comienza a llegar cuando tienes el vaso en la mano.

8. Misteriosamente, la práctica de actividad física regular te deja contenta en vez de causar mal humor y dejar de comer comida chatarra es una prioridad.

9. Después de tres décadas tu cuerpo deja de ser un extraño y pasa a ser un viejo conocido: ya sabes que puedes y no comer, como llegar a un orgasmo, cuantas horas necesitas dormir y finalmente! ya sabes cual es tu mejor tono de base.
10. Algunas prioridades cambian. Recibir un mensaje con un “Yo te amo” es muy bonito, pero ya leíste “Transacción Aprobada” cuando acabas de hacer una compra al final de mes con la tarjeta de crédito?
11. Te pones a pensar en todas las relaciones del pasado y concluyes que fuiste una BOLA todo ese tiempo, ahora te has transformado en una experta en relaciones (o por lo menos hasta la próxima decepción).
12. Los 30 pueden ser tan extraños al punto de comenzar a estudiar por diversión. O sea, recuerdas cuando llorabas de odio por el colegio y la universidad? Que recuerdos.

13. Vive engañado quien piensa que la mayoría de edad llega a los 18. Los que pasa realmente es que tu familia deja opinar sobre tus decisiones a los 30, como si recibieras un Certificado de Madurez en tu cumpleaños.
14. Cuando esas escapadas con mochila e irse de campamento dejan de ser una aventura y se convierten en tortura, fíjate bien: te estás transformando en tus papás.
15. Ya comenzaste a pensar en tu pensión, cesantías, préstamos? Cuidado, no pienses mucho porque te salen mas arrugas.
16. Y cuando tus sueños de consumo se comienzan a volver en electrodomésticos? Ya no se piensa mucho en zapatos, bolsos, etc. Los 30 llegaron para quedarse.
17. La gran cantidad de importancia que le das a la opinión de los otros sobre ti, es la misma gran cantidad de dinero que va a tu cuenta de ahorros (así es, CERO!).18. Te vuelves mas despierta y comienzas a darte cuenta que ahora sí el tiempo está pasando muy rápido, por ende quieres disfrutar al máximo y decides realizar ese viaje que tanto has querido.
19. Comienzas realmente a preocuparte por tu salud, te haces estudios de todo, y el odontólogo que antes era una tortura, ahora se convierte en tu mejor amigo.
20. Te das cuenta que los 30 son los mejores años de la vida y comienzas a darte cuenta lo que realmente quieres para tu vida personal y profesional.
21. (ÑAPA) Comienzas a vivir la vida cono si existiera un mañana, pero un mañana siempre mejor.

Traducción libre de la RevistaTrip

De la “la vida está pasando” y otros demonios

Y quien no sueña con el príncipe azul? Por mas trillada que suene la frase, digamos que aún creemos en ella. Resulta que entonces, encontramos el que creemos es el amor de nuestras vidas, la persona con la que compartimos momentos especiales y únicos, ese ser que con un beso, una llamada, un mensaje, ya alegra nuestros días. Sí, eso nadie lo niega, es algo indescriptible!. Comenzamos a construir una historia juntos a los 20 y pocos años, y esperamos el día en el que decidimos irnos a vivir juntos y crear una familia.

Creemos que vamos por el camino indicado y cedemos algunas “libertades” para comenzar a edificar, lo que consideramos, será el resto de nuestras vidas. Pero, y que pasa cuando nos damos cuenta que “la vida está pasando” y no hemos realizado esos planes que tanto nos emocionaban cuando estábamos en la universidad? Con esto quiero no quiero decir que las relaciones sean nocivas, por el contrario, pueden ser ese motor para conseguir todo lo que siempre hemos querido, sin embargo, cuando el panorama no es ese?

Aquí empezamos a cuestionar nuestro tiempo y preocupándonos por nuestra juventud.

Resulta que me quiero ir a estudiar inglés fuera del país, vivir en Francia, disfrutar de la cultura brasilera …en fin, realmente lo quiero hacer, pienso y sé que sería un gran impulso para mi carrera aprender una segunda lengua, además, no quiero ver como mis amigos hablan con sus amigos extranjeros en otras lenguas y yo no entiendo ni pío. Quiero vivir experiencias nuevas, cambiar la rutina, conocer otras personas. Le comento a mi novio que quiero hacerlo y que mejor que sea junto al amor de mi vida, no obstante, resulta que él tiene un “puestazo” en una buena empresa, gana bien, me es muy leal, comparte todos sus éxitos conmigo y…no tiene ningún interés de viajar conmigo, simplemente porque es mi sueño y no el de él.

Es aquí donde comienza ese conflicto interno, desistir por mi sueño, porque él no quiere? Dejarlo? Irme por mi misma? Pero y mi relación?, si lo dejo, fijo se va con otra. Los hombres no pueden estar solos, será que me esperaría?. Y al final, desisto de todo eso que alguna vez anhele, por quedarme en esa zona de confort en la que nada me falta y en la que estoy bien, sacrificando lo que quise con todo mi corazón.

Esta es la situación de varias de mis amigas, sin embargo, una cosa es la que digo: “la vida está pasando” y si no hacemos todo eso lo que alguna vez quisimos hacer, NADIE!, lo hará. Si alguna vez se nos pasó por la cabeza, esas ideas locas de irnos y conocer cosas nuevas, querida amiga, escúchate! porque al final eres tu misma quien quiere materializar esos sueños, y como lo menciona la sabia cultura popular: “la peor diligencia es la que no se hace”. Entonces, es momento de tomar el rumbo de nuestras vidas, y dejar bien claro que nuestra vida no gira entorno a la compañía de un hombre. Que nuestra mejor compañía seamos nosotras mismas, y es necesario hacer todo eso que siempre quisimos, sin el miedo de “me está dejando el tren para el matrimonio y los hijos”. Los tiempos han cambiado, y es necesario que nosotras, mujeres, decidamos por nosotras mismas, no por los demás.

Ahora, mis amigas, no estoy diciendo termina con tu novio y ve a recorrer el mundo, simplemente quiero que priorices! Por ahí bien dice: lo bailao nadie me lo quita, entonces si tu -subconsciente, te está llamando y diciendo que de una vez por todas hagas todo eso que siempre quisiste, hazlo! La juventud es solo una y el tiempo apremia.

Y si no puedo hacer todo lo que quiero antes de los 30?

Soy una persona muy ambiciosa, lo reconozco. Y no me parece que sea una cosa mala, ya que lucho por mis cosas, para mejorar como persona y poder realizar mis sueños sin incomodar a los otros. Además, soy una persona muy ansiosa. Quiero las cosas para antier, me entiendes?Colocar esas dos características juntas no es que sea muy bueno, porque de cierta forma, termino presionándome para poder conseguir las cosas que no van a pasar en el corto plazo.

Vivo en la generación del inmediatismo. Del todo para antier, del que debes saber que vas a hacer por el resto de tu vida a los 18 , intentar hacer de todo a los 25 y ser una persona de éxito a los 30. Una crueldad, confieso. Cuando fue que nos empezamos a presionar tanto? Tengo 24 y, no voy a mentir, a veces me da un miedo tremendo cuando pienso que no podré conseguir todo los que quiero a tiempo. Pero ahí, en el mismo momento, me pregunto: Que es todo eso? Cuanto tiempo tengo?

Estaba hablando con mi papá el otro día y él me dijo que necesito entender que aún soy joven. La conversación comenzó porque yo tenía planes de vivir sola antes de los 25, y creo que no voy a poder realizar esa meta. Le dije que me sentía frustrada. Él me respondió que necesito parar de exigirme, que admira mi generación por las ganas de independencia y la critica por el mismo motivo.

 Y yo hasta estoy de acuerdo con él. Hablo por mi misma: tengo tantas ganas de ser -dueña de mi propia nariz- que, a veces, termino perdiéndome en medio de los deseos. Somos ansiosos. Vivimos conectados deseando cosas que, en la mayoría de las veces, no vamos a lograr en lel tiempo que determinamos. Cuantos de tus amigos sufren de crisis de ansiedad? Yo, me arriesgo en decir, que de 10 amigos, 9 sufren de este mal. Me incluyo en esta cuenta, obvio!

Que estamos haciendo con nosotros mismos? Me pregunto eso todos los días en que pienso que puedo llegar a los 30, y no me he ido a vivir sola. Eso me enferma! Me estoy enloqueciendo por una cosa que puede, o no, pasar en 5 años.

Queremos viajar, divertirnos con nuestros amigos, al mismo tiempo, trabajar en una empresa que no nos gusta para mostrar cuan ocupado estamos, queremos una relación, algunos hasta ya piensan en matrimonio, tener un apartamento bonito en un buen barrio, emprender, madurar, continuar estudiando, y todo eso, antes de los 30. Ah, y con las redes sociales bien alimentadas, es claro. Y si no lo conseguimos? Que vamos a hacer?

 Todos los días pienso: “Necesito parar de presionarme tanto, de querer tanto en tan  poco tiempo, me enloqueceré en cualquier momento”. Y, a veces, me enloquezco! Necesitamos parar de sentirnos viejos, inútiles y fracasados a los 20 y pocos. Al final, eso mismo, tenemos solo 20 y pocos años, por el amor a Dios! Claro, no nos vamos a estancar, o conformar con lo que ya tenemos. Pero esa presión va a terminar con nosotros.

Vamos a relajarnos un poco, por favor! Esta es una crítica a mí misma, a ti, a todos los que están en la crisis de los  20 y punta, y también a esa cultura que hace que nos sintamos menos de lo que somos por no tener un salario millonario, por no ser emprendedores, por no viajar lo suficiente, por no saber lo que pasa en el mundo, a los que aún vivimos con los papás y no tenemos un carro – todo eso después de graduarnos de la universidad, aún jóvenes, sin idea alguna de lo que somos.

Traducción libre de  HeyCute